in

Tu mala memoria puede estar relacionada con el exceso de azúcar

Como sabemos y nos han recalcado siempre, el gran consumo de grasas y azúcar incrementa las probabilidades de desarrollar enfermedades como la obesidad, la diabetes y otras que afectan al corazón y al sistema circulatorio.

Ahora además de afectar esto mencionado todo parece indicar que también puede causar daño a nivel cerebral. Distintos estudios sugieren que el alto consumo de azúcar en nuestra dieta podría ser la causa de condiciones neurodegenerativas como la demencia o el Alzheimer.

En la Universidad de Australia, Macquarie en Sídney, se han hecho estudios que concluyen que dieta basada en grasa y azúcares afecta notablemente el hipocampo, la región encargada de las funciones de la memoria y de la regulación del apetito.

Aunque no hay mucha claridad al respecto, esta investigación apunta a que cuando comemos y nos sentimos satisfechos, el hipocampo bloquea o debilita las memorias sobre comida.

Sin embargo, el mal funcionamiento del hipocampo permitiría este tipo de memorias aun cuando no sintiésemos hambre, lo que al final resultaría en tener antojos de manera constante y, en particular, de los alimentos con los que hemos sentido mayor placer al comerlos.

Debemos de tener cuidado porque muchas veces no tenemos consciencia de los ingredientes añadidos que hay en los alimentos que consume, su consumo de azúcares.

Para el estudio referido, Stevenson reunió a ciento diez estudiantes de entre 20 y 23 años, todos ellos con un peso corporal adecuado a su talla, su edad, su estilo de vida, etc., que además estaban habituados a comer saludablemente. Para comenzar el protocolo de investigación el grupo se dividió en dos, tomando a los integrantes al azar. Durante 1 semana, a la primera mitad se le permitió continuar con su dieta, sana y equilibrada; a la segunda, en cambio, se le hizo seguir una dieta «occidentalizada», compuesta casi exclusivamente de «comida rápida», cereales y repostería industrializados y otros alimentos afines.

 

 

Amor propio es preocuparnos por nuestra salud debería ser. No significa que no puedas comer algo dulce, que debamos de obsesionarnos en ver las grasas o calorías, no se trata de eso. Si no de moderar el consumo del azúcar en nuestra vida, tener una vida mas saludable.