in

El dolor emocional es el que más tarda en sanar

La herida que nadie ve y que más tarda en curar. Debemos aprender a reconocerlas como parte de nuestra esencia. Es hora de hablar del dolor emocional.

A lo largo de nuestro ciclo vital hemos experimentado triunfos y decepciones. Nadie se salva de este sufrimiento, muy pocos son los que  transforman ese sufrimiento en un aprendizaje: en resiliencia.

El mundo tiene dos tipos de personas:

  • Las personalidades más duras, aquellas que gestionan día con día el dolor emocional y lo enfrentan con valentía y superación personal.
  • Y estas las otras personas que hacen de su dolor emocional un rencor personal.  Se sienten tan lastimadas, que han dejado de confiar en ellas mismas y en los demás.

 

El dolor emocional es una herida interna que si no se toma de forma adecuada, puede traducirse a su vez en enfermedades. A esto lo conocemos como “somatizar”. Esto es cuando lo emocional nos supera y comienzan los problemas en nuestro organismo. Comenzamos a tener problemas de insomnio, gastritis, migraña, mareos, etc.

 

¿Quieres aprender a lidiar con el dolor emocional?

 

No hay nada de malo en sentir ira y llorar

 

Necesitas canalizar tus emociones. No le hagas caso a las personas que te dicen que no llores o “echale ganas».

Llorar es necesario, saludable y hasta higiénico. Es un desahogo emocional y debe vivirse durante un corto periodo. Si no te “descargas” a largo plazo trae consecuencias.

Pero también debemos de entender algo, no hay que prolongar el desahogo porque tenemos el riesgo de caer en una depresión.

Tu debes priorizarte

No tengas miedo de pensar solo en ti, es mas es tu obligación.

Tómate unas vacaciones si necesitas tiempo, toma decisiones para sentirte útil, reflexiona y haz todo para sentirte feliz. ¿Necesitas tiempo? Ofrécete unas semanas para ti misma.

Reinventate

Plantéate que persona te gustaría ser, tal vez más positivo, mas valiente, mas seguro. Tu eres capaz de reinventarte y aprender de los viejos errores. Rodéate de personas que te ayuden con tu crecimiento personal.

 

 

No tengas miedo de expresar tu dolor emocional, podrás superarlo y estamos seguros que vendrán nuevas ilusiones y esperanzas.