in

Mi pareja tiene ansiedad y la amo

Cuando hablamos de ansiedad, nos imaginamos situaciones de drama y tristeza. Las personas que tienen este trastorno se inclinan a asumir que todos se van a ir.

La verdad es que siempre luchan contra algo que no pueden controlar y hay una sensación de inseguridad dentro de sí mismos y más cuando se trata de relaciones. No quieres que cargues con pensamientos negativos y preocupaciones constantes, pero como también les da miedo dejarte, es por eso que te van a alejando poco a poco.

Mi pareja tienen ansiedad y yo la amo.

Estoy convencido de que vale la pena luchar por ella, es difícil, pero siempre va vale todo ayudar a la persona que amo, luchar junto con ella.

Jamás le digo «Todo estará bien» aprendí que nunca es suficiente y que definitivamente esas dos palabras la hacen sentir peor. Si ella quisiera «estaría bien» pero hay días en los que lucha por siquiera levantarse de la cama.

Jamás exagera, el miedo al futuro es parte de su cabeza y siempre le doy opciones positivas para que las tenga en su cabeza. Estas situaciones que pasan por su mente forman parte de ella, pero yo estoy aquí para ayudarla.

Siempre estoy ahí para escucharla, podrá sonar «dramático» o «irracional» lo que ella comparte, puede que ella tenga problemas para dormir porque sus pensamientos la dominan, pero yo la escucho, hasta que se siente mejor. Soy paciente y la mantengo cerca de mi, hago que mi presencia sea cómoda hasta que se sienta mejor y continue con el día.

Llegué a sentir que no confiaba a en mi, pero ahora entiendo que solo estaba asustada.

Si ella me habla por teléfono o me manda mensaje muchas veces al día, los respondo todos. Ella solo se preocupa por mi.

Se que muchas veces prefiere quedarse en casa y no quiere salir, aun cuando ya habíamos planeado todo semanas atrás. No la obligo a ir y no me siento culpable si ella quiere regresar a casa, se que ella lo intento y que si necesita de mi, estoy aquí para ella.

Siempre acepto sus disculpas aunque a veces no las entiendo. Se justifica y pide perdón por todo. Ella y yo sabemos que no es necesario, pero las acepto.

Ayudo cuando puedo, pero este trabajo no es solo mío. Ella aprendió a pedir ayuda también. Somos un equipo, hay amor y respeto en esta relación.

Tener una relación con alguien con ansiedad no es fácil, pero tampoco es una obligación estar con ellos. Dedes de pensar si puedes abrir tu mente para poder estar ahí cuando los planes se destrozan y la ansiedad abruma.

Estoy seguro que el amor que ella me da, es bueno, porque no la define la ansiedad. Ella confía en mi y sé que eso es un gran paso para ella.