in

¿Qué te hace sentir solo? Las causas varían con la edad

Pasar y disfrutar del tiempo a solas es necesario y muy beneficio para uno, pero la sensación de soledad puede ser dañina para la salud física y mental, ya que se asocia a riesgos de problemas cardiovasculares, depresión y mortalidad, entre otros.

 

¿Alguna vez te has sentido solo? ¿Qué es lo que te hace sentir así?

 

De acuerdo con los resultados de un estudio reciente, lo que hace sentir solas a las personas varía conforme aumenta la edad.

 

En esta investigación arrojan datos más de 26 mil adultos, incluidos adultos jóvenes (de 19 a 34 años), adultos de mediana edad temprana (de 35 a 49 años) y adultos de mediana edad tardía (50 a 65 años).

 

Estos son algunos factores que causan la sensación de soledad.

  • Vivir solo.
  • Mantener poco contacto con los vecinos.
  • Padecer algún trastorno psicológico.
  • Deficiencias en el bienestar psicológico y emocional.
  • Sentirse excluido de la sociedad (el factor más fuerte del sentimiento de soledad, según el estudio).

 

Para los adultos jóvenes, uno de los factores más importantes es la frecuencia con la que estaban en contacto con sus amigos.

 

En los adultos de mediana edad la sensación de soledad aumentaba,  cuando no tenían trabajo y, curiosamente, mientras más contacto tenían con los miembros de su familia.

 

Para los adultos de mediana edad tardía, la frecuencia del contacto familiar también se asoció con la soledad, al igual que lo saludables que se sentían. Curiosamente, cuanto más saludables estaban, más solos se sentían.

 

Sentirse excluido es lo que más soledad hace sentir

 

En cada periodo de la vida tenemos comportamientos y objetivos específicos. El que una persona perciba la soledad o no, depende de la capacidad que tenemos para realizar o  cumplir “metas establecidas por la sociedad”. No te apresures, cada quien va a su ritmo.

 

Es por eso que un adulto joven que no ha ido a la universidad puede sentirse más solo que sus compañeros que sí, o un adulto mayor puede sentirse solo con su buena salud, puesto que aquellos que enferman son los que más reciben la compañía de los seres queridos.

 

Si tu te sientes solo, presta atención a los tipos de interacción social que te pueden ayudar a sentirte conectado con los demás, para que puedas concentrarte en hacer crecer esas áreas de tu vida.

Y si tienes padres, abuelos o familiares mayores, ayuda a evitar que se sientan solos al frecuentarlos y mantenerte al pendiente de ellos, sin esperar a que se enfermen o necesiten de tu atención.

 

Finalmente, sin importar la edad, es necesario crear lazos sólidos y aprender a equilibrar el tiempo a solas con la convivencia con amigos y familia.