in

Cómo manejar tu temperamento

Como personas, uno de los grandes errores que cometemos es no aceptarlos. Siempre buscamos dar excusas acerca de lo que hicimos porque no queremos aparentar ‘’debilidad’’ aceptando que nos hemos equivocado, que vamos a perder autoridad o respeto de las otras personas, cuando no es así. Este post haba de cómo podemos manejar el temperamento

Al contrario, como individuo podemos liderar a otras personas dando el ejemplo de que cometer errores es común y hay que aprender de ellos.

 

Diferencia entre carácter y temperamento

Existe mucha confusión acerca de las diferencias entre el carácter y el temperamento. Este segundo es una forma de ser que nosotros heredamos por naturaleza, mientras que el carácter se forma conforme las experiencias de una persona, y con esas experiencias podemos aprender a controlar nuestro temperamento con respecto a nuestro carácter, y eso nos puede ayudar a crecer como personas ganando respeto y confianza de las demás personas que nos rodean.

 

Cómo se introduce el miedo para manipular a una masa

Cuando queremos que una persona haga algo tratamos de explicar el por qué de las cosas y las recompensas que obtendrá con respecto a su acción.

Ambas son formas muy efectivas de poder controlar personas o grupos enteros de personas siendo un líder, pero hay una forma muy distinta de hacer que otras personas hagan ciertas cosas y es provocando, es decir, tratar de hacer que las personas desarrollen el gusto por hacerlo, e inspirar a las gente a hacer las cosas bien, por cultura.

¿Y como puedo hacer un líder social que inspire a otra gente? Siendo alguien que se enfoque en el proceso, más no en el final.

Tratando de hacer las cosas bien durante el proceso en el que las vayas realizando para poder tener un buen resultado, por eso es muy importante el proceso aunque mucha gente no piensa en eso, normalmente siempre queremos las cosas a la de ‘’ya’’ y no somos pacientes porque siempre queremos saber el final de todo aunque siempre sabemos cómo va a terminar.

 

Las pequeñas cosas de la vida

Sabemos que la muerte llega pronto, que recorremos un camino llamado vida y dentro de ella vivimos ciertos momentos que se nos han quedado como aprendizaje y experiencia durante todo el tiempo que llevamos viviendo, son esas pequeñas cosas que nos da la vida y que nadie nos puede quitar, puede ser tu familia, algún momento feliz que viviste de niño o los momentos que pasas con personas que te importan.

Cuando tenemos esas cosas, el morir ya no será tan importante para nosotros porque sabemos que hemos vivido tantas cosas importantes y muy emotivas que son cosas por las cuales que sabemos que vale la pena vivir.

 

Felicidad

Si queremos ser mejores personas en la vida y conseguir el éxito es importante imitar ciertas características de una persona que es líder y tiene éxito en todo lo que ha logrado en su vida. Es bueno imitar muchas cosas para poder tener un ejemplo a seguir en nosotros para poder progresar como personas.

Sin embargo no hay que caer en el egoísmo de querer todo para nosotros y solo para nosotros, debemos aprender a compartir cosas nuestras como nuestro conocimiento y nuestro tiempo para que la ayuda con nuestro prójimo sea reciproca y podamos crecer todos como personas.