El mejor lugar de motivación y liderazgo

Entrena tu cerebro para superar el pesimismo

Home/Motivación/Entrena tu cerebro para superar el pesimismo

El sentirte pesimista durante unos días o alguna pequeña temporada, le ocurre al 99% de las personas, forma parte de nosotros como humanos, el problema es cuando el pesimismo se convierte en una actitud permanente durante toda la vida. Entrena tu cerebro para superar el pesimismo

La palabra “pesimismo” proviene del latín pessimum y significa “lo peor” refiriéndose a situarse en lo peor, lo desfavorable o en el extremo negativo de las cosas.

El pesimismo en altas dosis puede generar diversos peligros, como lo son:

Estrés:

La OMS afirma que “El estrés crónico laboral es la epidemia del siglo XXI y causas múltiples enfermedades”

Depresión:

Es el guía de los estados depresivos como la melancolía, apatía, aislamiento y tristeza frecuente.

No se regulan las emociones:

En una escena aparecen la ira, el miedo y la tristeza, además de otras como: preocupaciones, culpar, maldecir y envidia exagerada.

Expresiones:

Tu cara y tu cuerpo son una reflejo de todo lo que pasa en tu mente y aun que tu no quieras, si tienes una expresión de cansancio se hará notar.

Falta de empatía:

Esta actitud también influye en tu forma de hablar y en comportamiento, la falta de entusiasmo hará que aburras a tus potenciales inversores.

Salud:

Los bajones emocionales influyen negativamente en la salud. Hay más posibilidades de recaer, tener una recuperación compleja o, incluso, morir.

 

A nivel profesional, el pesimismo puede:

Aumentar la negatividad

Disminuye el rendimiento laboral

Abandono de proyectos

Bajas laborales por estrés, ansiedad y depresión

Mala calidad de atención al cliente.

Estrés laboral proyectado en la familia

 

 

A continuación te daremos 5 consejos para lograr combatir el pesimismo

1. Reflexiona

Escucha tus palabras y se consiente sobre tus acciones para dialogar con tu yo interior. Esto será el primer paso para transformar tu actitud.

2. Consecuencias

El pesimismo tiene consecuencias emocionales como: la dificultad de sentirte alegre, sentirte desmotivado, intranquilo o problemas para dormir y relajarte. Se consiente sobre cómo afectan estas actitudes en tu vida y las de los que te rodean. Revisa tus emociones y comportamientos para mejorar

3. Limpia tus rutinas

Encuentra que son esas frases, palabras y mensajes recibidos durante un periodo de tiempo que ahora te resulten difíciles de derrotar, limpia las rutinas y proponte un mejor objetivo, mentalízate a transformar una rutina que influya en tu positivismo.

 

4. Entrena tu cerebro

Transforma el pesimismo en positivismo. El cerebro necesita que te cuides y que te pongas metas, que tengas ilusiones y ganas, sobre todo que te sientas feliz.

 

5. Construye una mentalidad de superación

Obviamente habrá tropezones, bajones y situaciones difíciles, pero no por esos pequeños tropiezos dejaras que tu mentalidad se torne pesimista, tómalos de la mejor manera y sigue adelante. ¡Tú puedes!

 

PRIVACIDAD . Derechos reservados SUBIR . Contáctanos