in ,

La queja trae pobreza, la gratitud abundancia

La regla de oro de la vida gratitud.  Quejarse es sinónimo de pobreza. Mientras más agradecido puedes estar por el dinero, salud, amor, más riqueza recibirás. Y mientras más te quejes, más pobre te volverás.

 

 

Para crear abundancia en tu vida, debes comenzar con tus palabras. Las palabras crean pensamientos, las palabras son decretos. Cuando te repites las cosas activas sentimientos para convertirlos en emociones y tus emociones son tu humor vibracional.

Tú te mereces solo cosas buenas, lo mejor. La abundancia te está esperando. Aquí algunos pasos que puedes aplicar día a día para cambiar esos pensamientos negativos.

 

Practica las afirmaciones positivas

«Yo merezco solo cosas buenas. Yo soy abundancia.  Yo estoy abierto a recibir mucho en mi vida»

Agradece por lo que tienes

No te quejes de las cosas que no tienes o perdiste. La gratitud abre las puertas para recibir lo que estás pidiendo y te hace sentir merecedor.
«Gracias Dios por todo lo que tengo y por las cosas maravillosas que están por llegar a mí».
Antes de dormir agradece 5 cosas que te ocurrieron durante el día.

 

HOY ES EL MEJOR DÍA PARA DECIR GRACIAS

No solo es cuestión de agradecer las cosas buenas. También las cosas malas, porque gracias a ellas creces y te puedes volver mas fuerte. Las dificultades se convertirán en nuestras bendiciones.

Agradece de los errores porque gracias a ellos podemos aprender.
Agradece por las limitaciones porque nos dan oportunidad de mejorar.
Agradece los desafíos de la vida porque edifican nuestro carácter y nos fortalece.

Nosotros estamos llenos de abundancia y está esperando para darte lo que es tuyo. Ten fé y mucha práctica para cambiar tu pobreza en abundancia. La abundancia es un estado del ser y tú puedes crearla.