Reflexión: El sabio y el viajero

Home/Motivación/Reflexión: El sabio y el viajero

Un día el sabio le dijo al viajero:

“No te olvides que el viajero se vuelve sabio cuando mantiene en su conciencia constantemente que es un viajero, que está de paso en este mundo, que lo permanente está dentro de él. Sus valores, sus cualidades, su propia eternidad”

Entonces el viajero le  pregunta al sabio:

¿Qué más necesito saber antes de continuar mi viaje?

“Tienes 8 poderes, tienes que ponerlos en práctica”, le respondió el sabio.

Tienes el primer poder, el poder de empacar el pasado:

La mayoría de nosotros -los seres humanos- pasamos gran parte de nuestro tiempo recordando cosas que ya han sucedido. Volvemos a vivir el pasado una y otra vez. Cuando desarrollas el poder de empacar, dejas ir el pasado, dejas que el futuro se desenvuelva como realmente será, podrás dejar que tu corazón se sienta ligero, sin ningún peso; tu mente estará clara y libre, estarás libre para vivir el presente, estarás libre para vivir la experiencia de tu propia vida.

El segundo poder es el de Tolerar:

Las cosas que planeamos, pueden salirse de su curso abruptamente con mucha facilidad. No tenemos control sobre otra gente, no tenemos control sobre la naturaleza; tampoco podemos tener control sobre las circunstancias. El Poder de la Tolerancia no es jamás una aceptación no deseada, sino que es la habilidad de estar contento auténticamente en cualquier circunstancia.

También te puede interesar: Reflexión: ¿Por qué a mí?

El tercer poder es la adaptación:

Este poder nos permite aceptar las diferencias en la gente, en ideas, en la cultura, en la vida. Al aceptar las diferencias, nuestra mente se abre y nuestro corazón se vuelve generoso. Así, vivir unos con otros se vuelve algo fácil.

El cuarto poder de discernir:

Sirve para que nuestras decisiones sean las correctas, necesitamos ser capaces de discernir lo bueno de lo malo, lo verdadero de lo falso. Necesitamos la habilidad de ver claramente, no importa qué tan bueno sea el disfraz; esto nos permite dirigir el curso de nuestra vida, que nos llevará adonde queremos realmente ir.

El quinto es el poder de juzgar:

El Poder de Juzgar nos permite valorar hasta la última consecuencia de nuestras acciones y las acciones de los otros.

El sexto poder de afrontar:

Es reconocer nuestras debilidades, afrontar las sombras en el interior de nosotros mismos con honestidad, éste es el valor más elevado en el comportamiento humano. Como dice el Tao del Viajero: “Incluso el Viajero Sabio es asediado por los obstáculos: el Sabio afronta las rocas en el camino y las debilidades dentro de sí, con la misma valentía”

El séptimo poder esla Cooperación:

Creando alianzas, el Sabio ayuda a sus compañeros. Dos, pueden lograr lo que uno solo no puede; cooperando en todo, él honra a sus compañeros.

El octavo y último poder, el deintrospección:

Aprender a retirarse es un poder espiritual que podemos llevar con nosotros en cualquier situación. Es una protección que siempre está con nosotros. Como es dicho en el Tao del Viajero: “Cuando la insensatez empieza, los ladrones gobiernan. El Sabio, sin inmutarse se retira. El retirarse sin culpa, es sabiduría”

PRIVACIDAD . Derechos reservados SUBIR . Contáctanos