in

¿Ansiedad, Estrés o Depresión?

Estos tres son los trastornos psicológicos más habituales. Es importante conocer los síntomas para diferenciar el estrés, depresión y ansiedad.

Según datos de la OMS suponen un 12% del total de las enfermedades, con esa confirmamos que estos trastornos mentales conforman una parte significativa del paisaje social del siglo XXI.

Igual que las enfermedades físicas hay muchos casos que no han sido diagnosticados y por lo tanto, tampoco son tratados.

El estrés, la depresión y la ansiedad pueden manifestarse por separado o todos como conjunto. También puede existir el caso que uno derive a otro. Aquí te vamos a decir en qué consisten cada uno.

 

ESTRÉS

Todos tenemos este pequeño enemigo al menos una vez en nuestra vida, el estrés es esta situación donde nos disponemos a no saber como hacerle frente a los problemas o amenazas de la vida. Esto quiere decir que el acontecimiento exige mucho esfuerzo y se considera que se está en peligro el bienestar personal.

Algunos síntomas son aumento de respiración, dolor de cabeza, problemas digestivos, agotamiento e insomnio.

Como síntoma psicológico los síntomas son, pérdida del sentido del humor, indecisión, frustración, ira y problemas de concentración.

El estrés afecta directamente el sistema nervioso ya que se ha demostrado que aumentan las enfermedades infecciones como la gripe, resfriado, herpes, etc.

Por otro lado , el estrés no siempre es algo negativo, recuerda que tu cuerpo está tratando de darte advertencias que estamos muy tensos. Gracias al estrés hemos sobrevivo como especia durante bastantes años. Nos ha ayudado a la adaptación o al cambio.

DEPRESIÓN

Este trastorno se caracteriza por invadir a las personas con pesimismo, incapacidad de hacer frente a la vida o simplemente ver la vida como lo peor. Suele considerarse la tristeza crónica como uno de los síntomas más fuertes. Es posible que la persona tenga depresión y no estar tristeza.

La OMS ha concluido que en 2020 la depresión será la segunda causa de incapacidad del mundo.

Las personas que tienen depresión observan el mundo de una manera negativa, esta perspectiva conductual considera que aparece por la falta de esfuerzos. Desde la mirada biológica se explica por desequilibrios de ciertos neurotransmisores.

Los síntomas de este trastorno son: irritación, pérdida de energía, sueño excesivo, desesperación, lentitud motora, problemas de concentración, ideas recurrentes al suicidio o a “desaparecer”.

ANSIEDAD

Todos en determinados momentos de nuestra vida hemos sentido algo de ansiedad, pero todos reaccionamos de manera diferente. La ansiedad es un mecanismo de vigilancia o protección para advertirnos de posibles peligros.

El problema surge cuando no se sabe gestionar y se vuelve patológica, interfiriendo de forma negativa en nuestras vidas.

Los síntomas de la ansiedad son: Aumento de la tensión muscular, sudoración, respiración, presión en el pecho, una sensación de “irrealidad”, miedo de perder el control o incluso a volverse loco.

 

Recuerda que si tienes pensamientos diferentes a los que tenías antes, o tienes alguno de los síntomas anteriores mencionados, es importante pedir ayuda.

Con terapia vas a poder tomar el control de tu vida

¡TÚ PUEDES!