in

Así fue como hice las pases con la ansiedad

¡Se logró! Aquello que se veía super lejano de hacer, pues si, lo hice. Me hice amiga de la ansiedad. ¿Quieres saber cómo?

Aquí te va… Pero primero quiero contarte como llegó a mi.

 

Soy una chica de 29 años que comenzó con esto hace cuatro años aproximandamente, de la nada atacó, sin previo aviso (según yo) . Pum, me tenía tirada en mi cama sin querer hacer el mínimo esfuerzo, porque sentía que me daba un ataque al corazón. No haré tan larga la historia, tuve los síntomas típicos de la ansiedad: Taquicardia, sudor en las manos, miedo, no podía dormir, me tenía agotada todo el tiempo…

Aceptarlo fue una dura realidad, porque creo que nadie los acepta contigo. Tu sola sabes lo que sientes y la verdad no esperas que nadie lo entienda junto contigo. Tuve a personas apoyándome pero diciéndome la típica frase “ocúpate mas” , “relájate” y eso no ayuda en nada. Así que decidí actuar:

 

  • Primero que nada empecé a hacer ejercicio, a moverme. Esto me ayudo a dormir mejor. En serio no sabes lo que te ayuda hacer un poco de actividad física, aparte creo que es una increíble disciplina para sentirte mas seguro de ti mismo
  • También tuve la oportunidad de ir al psicólogo. Y saque algunas cositas que tenía atoradas y fue liberador.
  • Hice algo que tenía en mente hace mucho tiempo: Me fui a vivir a otro lado (Esto por cuestiones personales, pero quería comenzar desde 0). No es que tu te mudes, pero si tienes algo en mente, como hacer algo nuevo y tienes miedo de intentarlo piensa esto ¿Qué es lo peor que puede pasar?
  • Me aleje de personas que me hacían mal. Hay situaciones que nos cuesta trabajo aceptar, como las relaciones malas o tóxicas, y no saben cuanto me costó. Pero sigo viva, no me morí de amor.
  • Ya no como tanta azúcar como antes, esto me ayudo a estar mas relajada o tranquila. También deje el café por completo.
  • Comencé a escribir. Mi terapeuta me recomendó escribir todos mis sentimientos, como un “diario” y me ayudó bastante.
  • Deje las redes sociales. Esto fue algo complicado porque ahora estamos acostumbrados al teléfono, pero poco a poco empecé a darme mas tiempo a mi misma, como leer, escuchar un audiolibro mientras cocino, aprender nuevas recetas…
  • Y lo más importante, acepte que esto es ansiedad. Cuando me llega, dejo que pasé, dejo que se vaya alejando poco a poco. Y así todo regresa a la normalidad otra vez.

 

No soy experta, pero hoy puedo decir que sobrevivi al constante pánico que vivía todos los días, sigo aprendiendo a controlarla pero soy mas fuerte que antes.