in ,

Claves para aprender a pensar en ti mismo

Actualmente vivimos en una época de comparación, gracias a las grandes horas que pasamos en las redes sociales. Cada vez alimentamos la incapacidad de valorarnos como merecemos.

Es por eso que la mayoría siempre buscan relaciones afectivas basadas en la dependencia.

Ya es hora de aprender a pensar en ti mismo, en estar en paz y saber estar solo pero con buena salud mental.

Te dejamos estos consejos para ponerlos en práctica.

Descanso físico y mental

Cuando llevamos tantas responsabilidad, ya sea del trabajo o familia, dejamos de tomarnos en cuenta. No hay descansos, tenemos una salud física mala y una fatiga mental muy grande.

Es vital permitirte un pequeño descanso, para ordenar tu vida. Encuentra un par de días solo para recobrar fuerzas y pensar en tu vida.

Sal tu solo a caminar, a ir por un helado, ve al cine.

Esos momentos de soledad nos conectan con nuestra identidad y necesidades personales.

Haz lo que ames, tus pasiones son prioridad

Es simple, lo que te apasiona te define. No dejes a un lado lo que te gusta realmente por una pareja.

Cuando haces las cosas que te encantan te inspiras, recobras energía y das lo mejor de ti. Te vas a encontrar en equilibrio.

 

La vida no es solo “hacer cosas”.

Vas, vienes del trabajo, vas al super, comes, duermes. Ahora bien, en medio de estas dinámicas cotidianas ¿dónde quedan las sensaciones, las buenas emociones, los sentimientos? Para aprender a pensar en ti mismo debes tener claro un aspecto: detenerse para ser, sentir y estar también es prioritario.

El secreto está en conseguir que gran parte de las cosas que hacemos a lo largo del día sean satisfactorias para ti.

 

Fortalece tu autoestima y podrás pensar en ti mismo

Si nos sentimos valiosos y valientes nuestra realidad psicológica cambia y alcanzamos la plenitud.

No olvides que la autoestima es el núcleo que todo lo alimenta. Trabaja diario para nutrir tu autoestima.