in

La ansiedad es como una película de terror

¿Sabías que la ansiedad es como estar en una película de terror?

Así es, no es juego, no es broma. Las personas que vivimos con este trastorno, vivimos en una película de terror. Y es que no es para menos, palpitaciones en el pecho, miedo inexplicable de morir, cansancio repentino, así es la ansiedad (de los pocos síntomas).

 

La ansiedad es un verdadero monstruo

Si nos ponemos a analizar las películas de terror, siempre tendrán algo que nos causa miedo, como un fantasma, un asesino, animal, objeto poseído, etc. Y sabemos que siempre va a lastimar física, mental e incluso matar al protagonista.

 

Siguiendo con la trama de la película de terror, sin importar el tamaño de lo que ataca, los personajes huyen se esconden o corren lo más lejos posible. Así es como le hacemos nosotros, porque no importa como sean nuestros ataques de ansiedad, si sean enormes o muy pequeños, siempre vamos a querer evitarlos.

 

Y qué decir del suspenso que nos dan los personajes al esconderse en lugares oscuros y exponerse a lugares peligrosos. Vivir con el trastorno de ansiedad es investigar constantemente o estar al pendiente de lo que sabemos que nos hace daño, nos obligamos a mantenernos alerta 24/7 de los síntomas (o esperando nuevos).

 

 

Y si, la confrontación al final es algo inevitable, no importa cuánto corran y griten el monstruo siempre va a alcanzarlos y van a tener que luchar por salvarse, así mismo pasará con la ansiedad. Aunque tratemos de evitarle vamos a tener que darle la cara y enfrentar la ansiedad, no importa cuánto intentes evitarla, un día  no podrás hacerlo mal y tendrás que enfrentarla.

El final

Y cuando te des cuenta, debes de enfrentar eso que tanto de hace daño, y es muy similar a la batalla final de las grandes películas. Se siente el peligro pero al final podrás vencerlo y encontrarás la paz.