in

Técnicas para eliminar pensamientos negativos

¿Alguna vez te has preguntado qué genera los pensamientos negativos y obsesivos que te hacen caer en ansiedad?

 

Por lo regular, la mente se obsesiona para distraerse. Cuando tienes algún asunto emocional muy fuerte, que te cuesta trabajo manejar, entonces la mente buscará un punto para fugar su atención y de esta manera no pensará en el problema por el que estás pasando.

Pero no sólo se trata de problemas en el presente, ya que la mente piensa de manera negativa con eventos traumáticos del pasado. Cuando viviste una situación impactante y si en el momento no lo pudiste procesar; tal vez no lloraste, tal vez no pudiste expresar lo que sentías o que no se resolvió como tú querías, la mente se queda con imágenes de esa situación y le da vuelta un y otra vez. Es la forma que tiene el cerebro para solucionar esta situación.

También creemos que una manera de superar algún problema es con ayuda del pensamiento lógico. A los seres humanos nos han enseñado desde la escuela que el razonamiento es la única manera que existe para la resolución de conflictos, y aunque a veces ayuda, en cuestión emocional no es tan práctico, porque en realidad sólo propicia a que nos estanquemos en el problema. El mismo cuerpo y las mismas emociones son la clave para la solución, es cuestión de dejar sentir y fluir dichas emociones.

La mente también se obsesiona cuando tiene demasiada información; por ejemplo, cuando tienes muchos asuntos pendientes ya sea en la escuela o en el trabajo, incluso con el celular puedes estresarte, ya que existe una gran cantidad de estímulos para tu cerebro, al punto de que se cansa y dice: “no puedo con todo esto, mejor me obsesiono con una cosa”.

Así como estos ejemplos, hay muchas razones por las cuales se disparan los pensamiento negativos y obsesivos, afortunadamente también hay manera de frenarlos.

 

  1. Identificar la razón de tus pensamientos

Con la información que te dimos anteriormente, podrías ayudarte a identificar la razón por la cual tus pensamientos son obsesivos

  1. Ser consiente de tu estado

Una vez que ya identificaste la razón, ahora toca identificar el momento en que la mente se va; es decir, identifica el momento exacto en el que tu mente comienza a obsesionarse con un pensamiento, para tomar el volante de tu cerebro.

  1. Enfrenta tus pensamientos

Este paso es complicado, porque entonces te enfrentarás a la incertidumbre, es decir, debes estar consiente de que vendrán emociones no tan agradables, pero que son necesarias para resolver la situación. Digamos que en este paso aceptas el reto, así que sólo deja sentir las emociones, por más negativas que pueden parecer, tienes que dejarlas fluir. Un tip, para enfrentar esta parte es la respiración y trata de conectar con tu cuerpo.