in

Hábitos de higiene del sueño saludables

El insomnio puede ser una de los causantes de tener problemas graves de salud, como alteraciones cardiovasculares, déficits cognitivos y de memoria. Los niños y niñas que no duermen bien tienen dificultades de aprendizaje y problemas de conducta. Es por eso que te dejamos estos hábitos para tener una higiene del sueño saludable.

 

Numerosos estudios demuestran que las personas con insomnio tienen más trastornos afectivos, síntomas como ansiedad y depresión. Descansar o tener un “buen sueño” favorece las  relaciones de quienes nos rodean, familiares, amigos y evita el agravamiento de muchas enfermedades mentales.

 

Si tú tienes este problema te dejamos algunos consejos/rutinas par que mejores tus hábitos para reducir el insomnio:

 

  1. Mantener un horario fijo para acostarse y levantarse, incluidos fines de semana y vacaciones.
  2. Permanecer en la cama el tiempo suficiente, adaptándolo a las  necesidades reales de sueño.
  3. Hacer ejercicio. Realizar ejercicio físico una hora al día y, tres horas antes de dormir, mejora la calidad del sueño y la intensidad.
  4. Evitar siestas. En casos concretos, se puede permitir una siesta después de comer, con una duración no mayor de 30 minutos.
  5. No tomes bebidas con cafeína. Tomadas por la tarde alteran el sueño incluso en personas que no lo perciben.
  6. El alcohol y el tabaco, además de perjudicar la salud, perjudican el sueño y, en este sentido, se debe evitar su consumo varias horas antes de dormir.
  7. No realizar comidas pesadas que alteren el sueño. Evitar acostarse hasta pasadas dos horas después de cenar.
  8. Mantener el dormitorio a temperatura agradable, con unos niveles mínimos de luz y ruido.
  9. No utilizar la computadora en las dos horas previas al sueño nocturno

Sigue estos consejos y nos cuentas como te va.