in

Mejora tu salud mental

La salud no solamente tiene que ver con el cuerpo, recuerda que la mente es el centro del poder. Así que deberíamos de preocuparnos mucho mas por nuestra salud mental para que nuestro cuerpo también mejore.

Te dejamos estos consejos para mejorar drásticamente tu mente, ponlos en práctica y verás como tu estabilidad estará mejor.

1. Recuerda siempre que la felicidad depende de ti mismo

La felicidad debe manejarse individualmente. Ya que lo que te hace a ti feliz, no hace a los demás felices, así que se podría decir que la felicidad es relativa.

Lo mejor es no sentir necesidades o ansiedades, de a poco busca esas cosas que te hacen feliz y te aseguramos que juntas crearán gran potencial en ti.

2. Deja de ser la víctima

Sonara un poco fuerte, pero la situación en la que te encuentras ahora es por alguna decisión que tomaste.

Si estás enfrascado en una relación tormentosa, eres tú quién decide quedarte ahí, si estás frustrado por tu empleo eres tú quién debe buscar oportunidades mejores. No seas la víctima. Asume la responsabilidad sin culpa, pero evalúa situaciones y toma decisiones.

3. Bájale al estrés

Ten paciencia contigo mismo y no te compares con nadie. Cada quien avanza a su modo y tiempo no te frustres por no cumplir todos tus objetivos, siempre se sincero contigo y en lo que eres capaz de lograr.

4. Mejora tu autoestima

Es por bien sabido que la sociedad tiende a poner etiquetas en todo. No escuches a los demás y enfócate en tus cualidades físicas y emocionales ¿Tienes defectos? Todos los tenemos pero no te dejes llevar por aspectos físicos, no pretendas ser perfecto.

5. Haz lo que está a tu alcance

Por lo general puedes estresarte por cosas que ni siquiera puedes controlar, pero relájate, hay cosas que no están en tus manos. Si quieres salvar tu relación de pareja, por ejemplo, no intentes convertirle en otra persona.

7. Rodéate de gente acorde a ti

Es importante estar en el lugar indicado, con las personas indicadas. No querrás sentirte incómodo con alguien que va para un lugar distinto al tuyo o que no comprende tus maneras. Necesitas sentirte cómodo y no pasar malos ratos innecesariamente.

8. Aléjate de la monotonía

Si aún no te has aburrido de hacer lo mismo todos los días, ten presente que sucederá. La vida es toda una experiencia que malgastas no tomando riesgos o convirtiéndola en un proceso diario en el que no hay espacio sino para los horarios. Procura hacer cosas divertidas, algo siempre como cambiar tu camino hacia el trabajo o escuela.

9. Busca ayuda

Siempre necesitas a alguien que te escuche sin ser juzgado. No puedes andar por la vida guardándote tus sentimientos, emociones o preocupaciones. Debes buscar ayuda antes de que sientas que ya no puedes más. Lo mejor de la terapia es que al momento de desahogarte te escuchas a ti mismo y te vas abriendo paso a tu nueva vida.

10. Date un momento para ti,

Siempre es bueno tomarse un respiro para hacer cosas contigo mismo. Ve por un helado, sal a caminar, o ve al cine tu solo.

Recuerda MENTE SANA, CUERPO SANO