El mejor lugar de motivación y liderazgo

Cómo cambiar mi vida para bien

Home/Motivación/Cómo cambiar mi vida para bien

Hoy quiero empezar con una sencilla pregunta:

¿La mayor parte de nuestras decisiones son inteligentes o emocionales?

Creo que te sorprenderá saber que el 95 por ciento de nuestras decisiones son emocionales y son detonadas por algo llamado motivo, no hay acción sin motivo. Y entonces ¿ Cómo cambiar mi vida para bien ?

El motivo es esa energía que nos impulsa a actuar, incluso el grado máximo de motivación que se ha medido en el ser  humano es el suicidio, ya que esa persona decidió suicidarse por un motivo de origen negativo.

Y el problema es ese, los motivos que no nos permiten crecer, que hace que iniciemos una guerra, que rompamos relaciones, etc., y todos ellos son emocionales.

La cuestión aquí es: ¿cómo hacer para tener motivos de un origen positivo?

Fácil… ¡Cambia tu actitud!

También te puede interesar: 10 claves para motivarse a uno mismo

Por una actitud que sea positiva, ya que el optimismo es el mayor valor moral, es el auténtico poder espiritual, porque con el tiempo nos han educado para sobrevivir, pero no para vivir. Los optimistas son los invencibles, porque jamás los vences con nada.

Hay un gran ejemplo en la Historia sobre esto: Víktor Frankl. Él fue un psiquiatra que vivió cuatro años en un campo de concentración y  pasó por las peores de las torturas, perdió a toda su familia en la segunda guerra mundial. Cuando la guerra terminó en lugar de rendirse, creó una corriente psicológica llamada logoterapia que habla del sentido de la vida y hace mención de una libertad íntima que tenemos todos los seres humanos: la capacidad de decidir.

Básicamente es… “aunque me humilles, me arrastres, me golpes, yo decido amarte”

Así que a partir de ahora, quiero que esperes lo mejor, que aprendas a ser feliz no con lo que tienes, sino con lo que NO tienes, porque a todos nos hace falta algo y pasamos nuestras vidas buscándolo, pero nunca lo encontramos; es como tener 99 monedas y perder el tiempo en buscar esa única moneda que nos hace falta, al final ni siquiera disfrutamos las monedas que sí tenemos.

Finalmente quiero despedirme con esta frase de Víktor Frankl, espero que cada que te sientas con motivos de origen negativo, puedas leerla:

“Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”

PRIVACIDAD . Derechos reservados SUBIR . Contáctanos