in

¿La ansiedad te lleva a comer dulces?

Las emociones influyen muchísimo en los hábitos alimentarios de las personas. Sin darnos cuenta comemos alimentos saludables cuando tenemos emociones positivas, contrario a lo que comemos cuando sufrimos con emociones negativas o ansiedad .

El miedo, el dolor o la tensión nos lleva a perder el apetito. La ira puede aumentar la impulsividad y velocidad con que se come. Pero cuando la depresión , ansiedad o aburrimiento están de por medio, se tiende a abusar de alimentos dulces.

¿Este es tu caso?

Podrías tratar de calmar tu ansiedad con fructosa o azúcar de la fruta, es un azúcar simple, pero si es saludable si se consume en la fruta, ya que la fruta presenta fibra insoluble y vitaminas de gran interés nutricional.

Las variedades más puras de chocolate tienen mayor contenido de cacao, estos tienen propiedades beneficiosas porque actúan como antioxidantes y antiinflamatorios.

Recuerda que…

La ingesta compulsiva puede afectar hasta un 50% de las personas con obesidad que buscan tratamiento. El hipotálamo es la estructura central del control del apetito pero también participan otras estructuras relacionadas con la motivación hacia la comida.

El exceso de azúcar es un factor de deterioro de los tejidos y órganos para cuerpo.

¡Haz ejercicio! El ejercicio más allá de ayudar a controlar el peso, es un hábito de salud y tiene enormes ventajas para la salud física y psicológica.