in ,

Controla la ansiedad durante tu embarazo

Durante el embarazo la mujer cambia en el exterior e también internamente. Claro que todo esto es una adaptación; déjate llevar por este cambio natural en tu cuerpo, confía en él y trata de tener todo bajo control con respecto a tu cuerpo. Si haces esto, es seguro que puedes conectar contigo misma y con tu bebé mientras disfrutas de tu proceso a pesar de todos los malestares que pueda causar en tu cuerpo. Aprende a controlar la ansiedad durante tu embarazo

 

¿Qué es lo que causa la ansiedad durante un embarazo?

 

Cambios hormonales: Tu cuerpo se adapta poco a poco internamente, y esto te va a llevar a sentir cosas que no sentías anteriormente causándote ansiedad.

 

Nauseas: Este famoso síntoma, puede generar mucha ansiedad, y más si quieres controlarla constantemente.

 

Insomnio: Es común que al estar embarazada no puedas dormir, pero busca un poco de ayuda en caso de que te dure mucho porque lo más seguro es que tienes emociones muy acumuladas.

 

Incomodidades físicas: Mientras más se desarrolla tu embarazo, tu pancita va creciendo y comienzas a sentirte incomoda al respirar, al dormir o al caminar, esto puede causar mucha incomodidad al momento de desesperarte, lo que puede causar ansiedad.

 

Causantes de ansiedad después del embarazo

 

Cambios físicos: Es otro proceso al que te tendrás que adaptar poco a poco, claro que quieres recuperar tu figura de antes o te sientas incomoda por cómo te ves, pero recuerda que pensar todo el tiempo en esto puede causarte mucha ansiedad.

 

Adaptación del bebé: Una vez que nace tu hijo, tendrás que hacer muchos sacrificios para que se sienta tranquilo.

 

Conflictos emocionales con la pareja: Es común que te sientas muy estresada y desconectada con tu pareja, que tus exigencias aumenten y que tu carácter cambie demasiado.

 

¿Cómo podemos controlar la ansiedad durante el embarazo y después de este?

 

Busca momentos para respirar y estar sola. Cierra los ojos y piensa en cosas que te hagan sentir feliz, escucha música para bailar y estar contenta

 

Aliméntate sanamente: Come seguido y dale un balance a tus niveles de glucosa para evitar síntomas molestos, también mantente hidratada con muchos líquidos.

Comunícate con tu bebé: Habla con él y dile lo que sientes, sé sincera, podrás ayudarle a comprender lo que estás pasando.

 

Y por último, acepta los cambios y adáptate a lo que está sucediendo para que el crecimiento de tu bebé sea muy beneficioso, ábrete a las nuevas sensaciones y llénate de conocimiento, disfruta esta nueva etapa de maternidad.