in

El amor es la decisión más profunda que existe

El amor es la decisión más profunda que existe, el amor es entendimiento y aprendizaje; es lo único que hace el humano que verdaderamente importa. Sin amor no hay nada.

Amar, eso debes hacer; ama siempre que puedas, y la verdad es que siempre se puede.

¿Te imaginas un lugar donde el amor no se haga presente? Apuesto a que NUNCA, pero NUNCA, quisieras estar ahí. El amor viene de distintas maneras, y además de eso, necesita de muchos compromisos, y exige montones de sacrificios.

El amor no se trata de uno mismo, o de su propia satisfacción, se trata de los demás. En el amor hay tratos, consecuencias, y condiciones. Dime, qué sería de ti si no existieran, y sobre todo, si no hubiera sacrificios.  Porque cuando haces cosas por otros, es entregarse totalmente, pero cuando se hace por beneficio propio, es ego y arrogancia.

¿Dónde estarías tú, sin los sacrificios que han hecho por ti, tus padres, tus hermanos, o incluso  tus amigos?. Y si el amor no se trata de sacrificios, ¿por qué otros son capaz de dar la vida por ti?

No hay persona más vacía que aquella persona que está solamente en sí mismo, que dicen que no les importa lo que el mundo diga; pero si no te importa el mundo, ¿Por qué al mundo tendrías que importarle tú?

Todos creemos que la felicidad, se encuentra en otra persona, pero la felicidad está en ti mismo, para después compartirla con otros.

Sabemos que no hay amistades o relaciones perfectas, pero el error más grande que solemos cometer, es que nos enamoramos del amor que existe entre estos, no de la persona. Analiza si lo que sientes por esa persona no es simple admiración, porque el amor no es un sentimiento, simple y sencillamente es una decisión, la cual el tiempo la soluciona poco a poco.

Mantener una relación requiere de compromisos, dedicación, empeño y RESPETO. Se trata de que si esa persona se cae, tú te caigas con ella. Que no tengas que cambiar por esa persona porque esa persona se quedará contigo toda la vida sin importar lo que pase. De eso se trata amar a alguien y ser amado, dar la vida y acompañarla para siempre. Recuerda que el amor que se acaba no era amor; que las personas que eran importantes y se fueron, tal vez no eran tan importantes como tú creías que lo eran en tu vida.

 

COMPARTE