in

Quien mucho se ausenta pronto deja de hacer falta

En la vida siempre hay que estar presente. Esta presencia de mente y corazón puede significar alegría en las personas.

Hay momentos de nuestra vida que empezamos a percibir ciertos vacíos. Alguien se ausenta y vemos cómo aparecen dudas en la relación.

 

 

Muchas veces la persona que se ausenta no desea estar presente y en ocasiones, comienzan a crear situaciones que alargan el tiempo a través de mentiras.

Ofrecer vacíos a las personas que forman parte de nuestro presente es una forma de hacer daño y también de engañarnos a nosotros mismos. No es justo para ninguna de las dos partes.

Es posible que hayas conocido una persona con la que te has complementado muy bien, pero de un día otro eso cambia totalmente. Esta persona simplemente desaparece de tu vida y no hay razón alguna. Muchas veces esto nos llega a confundir y nos culpamos de haber hecho algo malo, cuando simplemente esa persona quiere alejarse de nosotros.

También puedes leer: Esto es lo que debes de decirle a tu pareja para fortalecer su relación

No debemos de depender emocionalmente de nadie. Eso no quiere decir que la ausencia no nos hiera.

 

 

Hay probabilidad que luego de mucho tiempo esa persona regresa tu vida, pero no debes aceptarlo. Si alguien te quiere, está presente, pase lo que pase, tengan los problemas que tenga, esté o no. No hay excusas para dejar de lado a alguien que decimos querer.

 

Si alguien se ausenta es simplemente porque no quieres dar, no justifique la falta de esa persona. Quien quiere estar estará contigo sin importar lo que sea. No dejes que se ausenten de tu vida no dejes que te llenen de vacíos, tú mereces más.