in

¿Te duele el corazón? Aquí te decimos cómo sanarlo

Nuestro corazón es de la parte del cuerpo que más nos llama cuando sentimos ansiedad. ¿Te duele el corazón? Aquí te decimos cómo sanarlo

Hay que saber identificar cuando estas asustado o sientas que tu vida está en peligro, pero si te duele por ansiedad, es bastante probable que tu corazón está sano. Este dolor que sentimos en el pecho no es mas que una advertencia que traemos mucha presión, tensión y dolores emocionales acumulados ahí adentro.

¿Por qué nos duele el corazón?

Principalmente duele por la tensión de los músculos alrededor del corazón, esta tensión la ejercemos cuando nos queremos proteger de no salir lastimados.

Por otro lado, nos puede doler por el ritmo acelerado de vida que llevamos, aunado a un descuido en nuestra alimentación y descanso.

¡Te duele porque estás sobre estresado! La respuesta normal del estrés, inmediatamente es paralizar tu estómago, y después es aumentar el ritmo de tu corazón para llevar la sangre a tus pies y manos para que esté listo para correr o atacar, todo esto gracias a la adrenalina.

 

DATO CURIOSO

Según investigaciones, cuando “se nos rompe el corazón”, de verdad nuestro corazón siente como si algo dentro se rompiera, lo cual no es peligroso, pero sí sucede.

Entonces lo más probable es que te duela el corazón por muchos momentos de dolor emocional que has ido acumulando o reprimiendo en tu interior, y quizás ya es momento de aceptarlos y liberarlos.

 

 

Tu corazón es inteligente

Muchos especialistas están buscando comprobar que en realidad el corazón es el que manda en el cuerpo y no el cerebro como hemos creído, y que él es quien le dice al cerebro qué hacer en función de lo que percibe que el cuerpo necesita.

El corazón recibe la información física y emocional del cuerpo, y cuando percibe alguna emoción de dolor o algún desajuste en tu cuerpo, manda la señal para enfrentar ese desequilibrio y recuperar el balance interior.

 

Entonces… ¿Cómo podemos sanar nuestro corazón?

1. Deja de culparte

No sirve de nada culparte ni preocuparte, tu corazón está sano, simplemente necesitas ayudarle a recuperar su estado natural de ser.

2. Aprende a relajar tu pecho

Te puedes dar cuenta cuando está tenso tu pecho. Has estos ejercicios: una inhalación profunda a nivel de diafragma, y relaja toda el área de tu corazón y al rededor, bajando y abriendo tus hombros, llevando tu tórax hacia arriba, estirando tu espalda y entonces sí, llenarte de oxígeno al inhalar y relajar al exhalar.

3. Escucha el mensaje

Cada vez que te empiece a doler el corazón, detente y escucha lo que te quiere decir en ese momento. El punto es que si tu corazón está doliendo, es porque algo te quiere decir.

4. Deja que fluya el amor

Relájate y siente amor, no tiene que ser hacia alguien o algo en específico, simplemente a sentir el amor emanando desde y hacia tu corazón. Siéntate, cierra los ojos, y déjate sentir el amor.

PARA FINALIZAR

Asusta mucho sentir dolor en tu pecho, y es precisamente dejar de asustarte lo que necesitas para que tu corazón deje de sufrir. Así es que cada vez que puedas, inhala profundamente en lugar de asustarte, quejarte o culparte. Ponle atención y cuida tu corazón.